Sacrificio (Offret, 1986) de Andrei Tarkovsky.

Alexander (Erland Josephson) es un antiguo actor de teatro, convertido ahora en crítico, que celebra su quincuagésimo cumpleaños en su hermosa casa de campo. En medio de la celebración, unos aviones sobrevuelan la casa, y poco después, un jefe de estado anuncia en la televisión el inicio de una conflagración bélica a nivel mundial. Aterrorizado por lo que escucha, Alexander se postra ante Dios; rezando y ofreciendo su renuncia a lo que más quiere a cambio de que termine el conflicto.


En Offret, su última película, Tarkovsky lleva hasta el extremo todos y cada uno de los elementos que caracterizan a su lenguaje, siendo su filme más radical y depurado, y en opinión de quien suscribe estas líneas, la más bella, densa y elevada obra de arte legada por el cine junto a la Gertrud de Dreyer.

Tras su exilio voluntario, el director ruso decidió filmar en la patria de su admirado Bergman, inspirándose en algunos de los patrones del cineasta sueco; como el hecho de ubicar su historia en una apartada isla, sólo que en lugar de ser Farö, se trata de la también sueca isla de Gotland. Contó además con algunos colaboradores habituales del autor sueco; como el director de fotografía Sven Nykvist o los actores Erland Josephson, con el que ya había trabajado en Nostalgia, y Allan Edwall.


Al finalizar el rodaje de El espejo, Tarkovsky manifestó que uno de sus objetivos era que sus siguientes películas se adecuaran a las tres unidades dramáticas fijadas por Aristóteles en su Poética: tiempo, lugar y acción. En ese sentido, la presente obra es la que más se aproxima a su deseo, puesto que se desarrolla a lo largo de un sólo día, en un sólo espacio (la casa y sus alrededores) y se refiere a una sola acción principal.

Alexander es un tipo apesadumbrado al que le entristece la dirección hacia la que se encamina la humanidad. No entiende el materialismo y el maquinismo que articulan un mundo falto de espíritu. Lo sabemos a través de los monólogos que comparte con su hijo pequeño, que temporalmente no puede hablar debido a una operación de amígdalas, y de sus reflexiones al contemplar un libro sobre iconos rusos que le regala su amigo: “Ya ni siquiera somos capaces de rezar”, dice mientras lo observa. Que se desmaye y en ese estado tenga la primera visión de un lugar caótico en el que una multitud exaltada corre de un lugar a otro, nos debe hacer reflexionar sobre lo que ocurre después. También sería importante tener en cuenta que buena parte de la acción tiene lugar durante una de esas noches blancas que caracterizan a una parte del verano del norte de Europa, en las que la oscuridad nunca es completa y que tradicionalmente se han vinculado a alteraciones nerviosas y febriles de algunos individuos.


Parece evidente que durante la primera parte del metraje asistimos a un ejercicio de autosugestión del personaje principal que condiciona y explica el resto. Algo similar a lo que ocurría en Vampyr de Dreyer ¿Es por tanto todo un sueño de Alexander? ¿No se produce en realidad ninguna guerra? Que cada espectador decida.

 En cualquier caso, que sea real o una simple fantasía onírica no es lo que importa a Tarkovsky, sino que lo esencial es la decisión que toma su protagonista, su sacrificio para salvar al mundo. Alexander cree que todo ha sucedido, de ahí que no dude en cumplir con su ofrenda, incluso a sabiendas de que le convertirá en un loco para los demás, en una figura quijotesca que nos remite al Domenico de Nostalgia.


Formalmente el filme se construye a partir de larguísimos planos en los que la cámara no deja de moverse, aunque su cadencia es tan pausada, que casi no percibimos sus movimientos; destacando el característico travelling de ida y vuelta de su director, que se plasma brillantemente en el plano secuencia inicial y en el del sacrificio final.

La milimétrica puesta en escena aparece magistralmente coreografiada, con unos interiores que evocan tanto a Chéjov como a la pintura de Hammershoi; y unos exteriores sublimemente fotografiados por Nykvist en los que la superficie de la isla parece fundirse con el mar y el cielo en un horizonte infinito.

Quizás resulte estéril seguir escribiendo sobre una película tan profundamente hermosa y compleja, pues su carácter, como el de las verdaderas obras de arte, no deja de ser insondable. Lo mejor es encomendar al lector a que la visione y la sienta. La obra cumbre del mayor genio de la historia del séptimo arte bien lo merece.


22 comentarios:

  1. gran pelicula, de las mejores sin duda alguna!

    ResponderEliminar
  2. Considero a esta obra de arte mi película favorita de todos los tiempos. Así que, qué te voy a decir yo...
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. La obra maestra de un poeta irrepetible.

    ResponderEliminar
  4. Hola, center70:
    No puedo estar más de acuerdo con lo que dices. Tarkovsky era un genio, y "Offret" es la mayor de sus obras maestras.
    Bienvenido al blog y gracias por tu comentario.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Hola Ricardo:
    Gracias, un gusto, esta genial el blog(estoy tratando de modificar el nombre de usuario que es cualquera)
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Hola, Grant Meliksetian:
    El gusto es mío, me alegra que te guste el blog. Espero que podamos compartir opiniones sobre películas por aquí. Al fin y al cabo, ese es el objetivo de este espacio.
    Un saludo y gracias.

    ResponderEliminar
  7. No puedo encontrar el trailer oficial de la pelicula, en youtube no esta.
    Por casualidad no sabes en que pagina lo puedo encontrar?
    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Hola, Grant Meliksetian:
    Si te soy sincero, jamás he visto el tráiler de esta película. Habría que preguntarse si realmente existe... ya sabes que el cine europeo no es como Hollywood, este tipo de películas no se promocionaban tanto. Siento no haberte podido ayudar.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Hola, Ricardo: Yo no conocía a este director y después de descubrirlo aquí en este blog, he conseguido un libro en la biblioteca escrito por él-Esculpir en el tiempo- y me está gustando mucho su filosofía; no he visto ninguna de sus películas, pero el trailer de SACRIFICIO, sí lo he encontrado en youtube. He intentado dejarlo aquí pero no se hacerlo.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  10. Hola, selegna:
    Me tocas la fibra sensible al mencionar a Tarkovsky, ya que aparte de ser mi director preferido, lo considero el mayor genio de la historia del séptimo arte. En "Esculpir en el tiempo" (el nombre del blog está inspirado en esta obra), el autor ruso plasma su forma de entender el arte, el cine y la vida. "Sacrificio" es mi película favorita de todos los tiempos, aunque si no has visto nada de Tarkovsky, te aconsejaría que empezaras por alguna otra. En el blog están reseñadas todas sus obras. Te recomiendo que te acerques al cine de este ser tan especial, yo lo hice (todavía lo hago) y es una de las mejores cosas que me han pasado en la vida. Si te surge alguna duda, ya sabes que estoy por aquí...
    Un saludo y gracias por el comentario.

    ResponderEliminar
  11. Hola. Ricardo: Ya ha pasado tiempo desde el anterior comentario y aquí estoy de nuevo, pero esta vez si sé (gracias a tí) quien es Tarkovski y ya he visto algunas de sus películas. Sacrificio es tan compleja y concentrada, que como tú dices es mejor verla y sentirla. Yo lo he hecho varias veces y me ha servido para reflexionar sobre los conceptos, que son muchos y que se van sucediendo en los diálogos. Maravilloso comienzo con la música de Bach y ese "Erbarme Dich" que me eleva tanto que luego cuesta volver a la realidad; así como el final lleno de esperanza y confianza, como reza la dedicatoria de Andrei Tarkovski a su hijo.
    Estoy de acuerdo en que deberíamos renunciar a muchas cosas que son superfluas y que las tenemos como esenciales, y en la idea de que lo que cada uno hace individualmente, aunque no lo creamos, a la larga influye para bien o para mal.
    Sólamente me queda una duda: Percibo una opinión negativa de él hacia el papel de la mujer, que he observado en esta y en otras de sus películas. Quiero pensar que me equivoco. ¿Tú que crees?
    Bueno, no quiero extenderme demasiado; Gracias por todo; más que Tarkoskiana, Dreyeriana o Bergmaniana, lo que soy es Ricardiana...ja,ja,ja.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Se me olvidaba la foto: "La gran ilusión" 1937; la de "Viridiana" era facil de saber.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, selegna:
      Me parece encomiable la labor de descubrimiento cinéfilo que estás llevando a cabo desde que te conozco. A este paso tendrás que relevarme al frente del blog :).
      Efectivamente, "Offret" es una obra tan compleja que uno siempre le saca algo nuevo independientemente del número de veces que la haya visto. Como bien dices, el cine de Tarkovsky tiene una capacidad inigualable para elevarnos por encima de lo que somos y hacernos contemplar con esperanza que hay algo mucho más hermoso y profundo en este mundo. Es por ello que lo considero el artista cinematográfico más importante. Para mí, Tarkovsky es al cine lo que Bach a la música.
      Con respecto a lo que dices sobre la visión negativa de la mujer en el cine de Tarkovsky, no estoy del todo de acuerdo. Pese a que los protagonistas de sus películas son siempre hombres, en casi todas ellas también encontramos personajes femeninos que acaban siendo fundamentales en la trama (la madre y la hermana de Iván en "La infancia de Iván", la chica retrasada en "Andrei Rublev", la mujer de Kris en "Solaris", la madre y la mujer del protagonista en "El espejo", la hija del Stalker en "Stalker", la intérprete en "Nostalgia" o la "bruja" María en "Sacrificio"). Eso sí, si me preguntas dónde deposita Tarkovsky sus esperanzas de cara a un futuro más espiritual, te responderé, sin ningún género de duda, que lo hace en el hombre. Si te das cuenta, en sus obras las mujeres suelen tener preocupaciones de tipo más terrenal que los hombres. Así que, en cierto modo, algo de razón tienes; lo cual no significa que Tarkovsky sea machista ni nada por el estilo. De hecho, él se crió entre mujeres, lo que ocurre es que les atribuye otro tipo de funciones.
      Por cierto, ¿te queda alguno de sus filmes por ver? Ya no lo recuerdo.
      Acertaste con "La gran ilusión".

      Un abrazo, "ricardiana" :P

      Eliminar
  13. Pues me queda "La infancia de Ivan" y "Andrei Rublev", porque es muy larga y tengo que encontrar el momento para verla entera. En cuanto a la mujer, a eso me refería, que en general, sus personajes femeninos, parecen puestos ahí sólo para desviar al hombre de su camino (con las excepciones que apuntas, pero todas ellas con algo especial), con intereses poco elevados y con eso no puedo estar de acuerdo, porque ante todo somos personas y como tales muy variadas en su forma de ser y actuar, independientemente del sexo al que pertenezcamos.
    Bueno, aparte de esto, me gusta mucho la forma poética que tiene de rodar. Es curioso, como a pesar de estar en Suecia, con el paisaje sueco y actores suecos también, la película parece rodada en Rusia.
    Bueno, pues ahora voy a cambiar de tercio con "La Ronda" y despues "Senso". Estoy haciendo eso que en el "argot" ciclista se llama "Hacer la goma" porque me descuelgo del pelotón cuando no puedo más, pero luego le doy alcance. Si un día ya no aparezco, es que voy en el coche escoba...ja,ja,ja
    Ah! y relevarte a tí en el blog...pues vaya cambio chungo que íbamos a hacer! Tu sigue con tu labor que es maravillosa.
    Hasta pronto. Te seguiré contando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, selegna:
      Muy bueno el paralelismo que estableces con el ciclismo, aunque yo te veo ya para tirar del pelotón :).
      Bueno, entonces perdonamos a Tarkovsky el papel secundario que otorga a la mujer, ¿no?
      Es cierto lo que dices, Tarkovsky era tan ruso, que incluso las películas que filmó fuera de su país ("Nostalgia" y "Sacrificio") parecen plenamente rusas.
      No es mal plan continuar con "La ronda" y "Senso", dos pedazos de obras maestras que, a buen seguro, te van a gustar. Ya me contarás...

      Un abrazo y hasta pronto.

      Eliminar
  14. ja,ja,ja,,, es que no es broma; cuando acudo a las caminatas que organiza el ajuntamiento también me ocurre eso; pero pienso que lo importante es llegar a la meta. En cuanto a Tarkovski...Bueno,venga, va, Sí; pero porque es él ¿eh? que no cunda el ejemplo.
    Hasta la próxima!

    ResponderEliminar
  15. Ricardo, espero que me perdones algún día, pero mi favorita de Tarkovski es 'Nostalghia', una obra maestra que realmente me toca el alma.. Aunque bueno, 'Offret' es mi segunda favorita del genio ruso :)

    ResponderEliminar
  16. No he visto 'Nostalghia' pero acabo de ver 'Offret' y me ha parecido maravillosa: bellísima, poética, compleja pero nada artificiosa (todo en ella fluye de forma natural), sensible y sensitiva. Si 'Nostalghia' (la próxima que caerá de él) es mejor me puedo morir en pleno visionado.

    ResponderEliminar
  17. Por fe a este blog, me he iniciado en la obra de Tarkovski con "Sacrificio". Me ha gustado. La he terminado con cierta perplejidad y con la sensacion de no haberla comprendido en toda su magnitud, pero me ha gustado. Se que asistido a una de las cumbres del arte cinematografico, se que detras de su oscuridad (o que en su oscuridad misma) esta su genialidad, esperando por un segundo o un tercer examen mio.
    Una cosa, sin embargo, ha estado gravitando intensamente en mi cabeza; ojala los entendidos en la obra del director ruso me den una mano: ¿que utilidad, o, mejor dicho, que funcion tuvo el encuentro de Alexander con la bruja? Es decir, si su pacto era con Dios, si su reverencia hacia El era tal que le ofrecio (y entrego) todo lo que tenia, ¿que oficio surtio (insisto) haber estado con Maria? Si el llego a ella con la esperanza de que arreglara todo, y en efecto se arreglo, ¿por que luego obro el sacrificio, como si entendiera que Dios lo habia hecho? Esa pieza no me termina de cazar.

    ResponderEliminar
  18. "Sacrificio" es una obra maestra pero a mí me resulta difícil decidir si es la mejor de Tarkovski. A mí me cuesta más ser fiel a través del tiempo a una misma película -esto me sucede también con otros directores-. En ocasiones "El espejo" es mi favorita pero en otro momento me fascina "Solaris", y más tarde "Sacrificio" o "Nostalgia" me parecen las mejores. "Andrei Rublev" también es impactante y tiene momentos extraordinarios. ¿Y la secuencia final de "La infancia de Ivan? Hace que la película crezca y se eleve a gran altura.
    Un artista único.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  19. Pues a mí de Tarkovsky me gusta mucho "Каток и скрипка" ("La apisonadora y el violín"), de 1960, con la que el ruso se graduó en la escuela de cine, y en la que a través de la breve pero intensa relación entre un obrero y un niño músico muestra el entrecruzamiento entre el trabajo y el arte (muy en la línea del pensamiento marxista). Es un Tarkovsky a mi modo de ver menos enfático, menos grandilocuente y ampuloso que el de "Sacrificio", "Nostalgia" o "El espejo" (a las que prefiero, y con diferencia, "Stalker", "La infancia de Ivan" o "Andrei Rublev").

    ResponderEliminar
  20. Recién descubro y por casualidad este blog.Acabo de ver toda la obra de Tarkovsky y todavía estoy un poco mareado,de tanta belleza estética y de un relato tan diferente al lineal , del cual uno esta acostumbrado.Bueno gracias por existir y espero volver a comunicarme pronto.No se como se uas esto ni como firmo ...Soy Oscar

    ResponderEliminar

Recent Posts

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...